Aventura,  Triatlón

A Cieza vamos, sea como sea, a la aventura

 

El 10 de junio, estaba marcado en mi calendario para asistir al Triatlón de Cieza, desde principios de año se me encargo valorar la posibilidad de hacer este triatlón, su configuración para que estuviera en perfectas condiciones técnicas, para su desarrollo, sobre todo, lo que mas preocupaba a la federación era el segmento ciclista. Tras una primera revisión todo quedo listo para comenzar a planificar el resto de tareas que lleva la ejecución de puesta en marcha de un evento de estas características. Visita realizada y visto bueno al organizador y a la federación para lleva a cabo este triatlón, como os cuento, de una forma u otra vendría a Cieza a disfrutar de este triatlón, nunca pensé que seria como ha sido, como deportista y no como delegado técnico de este triatlón, pero las cosas no salen como uno quiere y de ahí la virtud de adaptación de los seres humanos, a que yo apele y me dije, estaré de una forma u otro, allí estaré y así lo hice.

Cambio de modo, de oficial al triatleta, a disfrutar de siendo uno mas y disputando este triatlón en un entorno muy bonito en lo aledaños del Rio Segura. Una natación distinta al resto de los triatlones que disputamos, el río no es el mejor ambiente para poder nadar y el Segura en su paso por Cieza, con poca altura de agua, hace que este segmento desvirtue un poquito el triatlón, pero aun así, la gente lo tomamos como aventura e intentamos disfrutar y disputar este segmento que a la postre es para todos igual.

Una natación rápida, evitando los accidentes con pequeños golpes con el fondo de piedras y alguna caña que se encuentra perdida por el curso del Rio, en pocos minutos me veo fuera del agua y con un circuito de ciclismo nuevo para mi, pues por cuestiones de guardia civil, se cambio en los últimos días, aun así, después de disputar el ciclismo, me gusto, un circuito con algún repecho que otro y que no paso desapercibido por ninguno de los presente, buen tiempo en que saqué, con buen ritmo y sin dejarlo todo para poder disputar con garantías la carrera a pie. Una carrera a pie de dos vueltas por los alrededores del Rios Segura en su paso por Cieza con algunas escaleras y pasarelas de madera que rompían un poco el ritmo. Entretenida esta carrera a pie, para completar triatlon en el campo de futbol de la Eras, donde se situaba la transición y la Meta.

Buen ambiente y buen trato al deportista, cosa que se valora y agradece, para repetir de nuevo en el 2018.