Aventura,  Delta 0,  Mis viajes,  Natación

Capítulo 2.- Viviendo en una burbuja llamada Oceanman Cancún.

Los segundos, minutos y horas pasan sin darnos cuenta. No es stress, es concentración, es discernir la necesidades y distribuir las prioridades. Cuando entras en esta dinámica el tiempo pasa a un segundo plano, solo quieres completar acciones, que queden confirmadas y listas para ser ejecutadas. El tiempo solo es importante para saber donde te encuentras, para aplicar al acción programada.

Así han transcurrido los días desde martes hasta el viernes tarde que daria comienzo la parte de la competición donde los verdaderos protagonistas entran en acción, los nadadores y el entorno. Previo a ellos hay un trabajo sordo, ciego que llevado a cabo te permitirá disfrutar mas o menos del evento, de su intensidad en cada momento.

Comenzábamos en este periodo de tiempo con las Máster Class programadas, disfrutando de ellas, a pesar que nos costaba madrugar para estar listos a las 7:00 horas, fuente de ello son las trasnochadas tranquilas de concentración, espacios para desarrollar trabajos documentales, estas no nos permitían descansar todo lo debido para estar en pleno rendimiento y dispuesto para las largas jornadas que nos venían en estos días.

Reuniones y ejecución de tareas completan el día, donde apenas quedaba espacios para el ocio, entre la sala de reuniones, la cafetería del hotel y el Lobby pasábamos las horas diurnas haciendo seguimiento de la funciones asignadas hasta su confirmación.

Entre tanto, conforme avanzaba la semana llegaban nuevas incorporaciones al equipo Oceanman, que irían asumiendo algunas tareas o reforzando otras áreas para tener todo controlado de cara al fin de semana. Franquiciados de otras sedes, como Suiza, Turquía, Colombia, Grecia, y el amfitrion Mexico. Grandes equipos y grandes personas a las que poníamos caras e intercambiamos métodos de trabajos, conocimientos y experiencias del mundo organizativo y deportivo para aplicar en Oceanman y personalmente.

Desde España vinimos otro gran equipo, con la mentalidad dividida entre disfrutar del entorno, con actividades de grupo, visitas a lugares y como no, para trabajar y aportar experiencia organizativa en la Gran Final del Campeonato del Mundo Oceanman.

Nadadores y Staff, pudieron disfrutar de varias excursiones a bonitos lugares como playa tortuga, isla mujeres, isla contoy, Tulum, Akumal Cenote, etc, en especial la sala de fiestas Cocobongo…. un espectáculo con conceptos muy bien pensados y explotados segun palabras de Nando, Sensei del equipo BabaluGroup.

Un viaje para compartir momentos de profundas reflexiones al caer la tarde, en el corrillo de butacas, con refresco en mano y una piscina de agua fresca, con rinconcitos para el disfrute y el descanso.

Así transcurría el tiempo, situados en esta burbuja de intensidad elevada, en la que pasada la misma, necesitamos de un tiempo para ser conscientes del alcánce de nuestras acciones, de nuestra hazaña con este gran equipo de personas para lograr completar un evento de calado internacional.