BTT,  Delta 0

Costa Blanca Bike Race 2020

Costa Blanca Bike Race. –

La vida pasa de manera muy intensa. No nos damos cuenta de todo el camino que vamos haciendo, el ritmo que llevamos no nos permite parar para analizar lo que hacemos y como lo hacemos. Estamos centrados en crear, seguir adelante, esto es lo que nos demanda esta sociedad que entre todos estamos alimentando. Cada vez hay que ser mejor, más eficiente, menos costes, más presencia, menos esfuerzos, más repercusión y así va todo con más y menos en cada una de las tareas que asumimos individual y colectivamente.

Cuando empecé en Costa Blanca Bike Race, en adelante me referiré a ella como CBBR, sabía del potencial que tenía esta carrera. Empecé de una manera peculiar, más inconsciente que la propia dirección de carrera. Fermín y Magdalena, como directores de evento y Ángel Otálora como director de competición, contactaron conmigo para hacer los marcajes de esta complicada carrera. Yo tenía alguna experiencia en la organización de este tipo de pruebas, pero a todos nos quedaba grande, todo era nuevo para nosotros. A todo le tuvimos que poner un orden con nuestro conocimiento.  Lo que nos aportan los bikers de renombre, personalidades de la zona de costa blanca y muchos comentarios que nos venían de RRSS y del Face to Face.

CBBR, es el sueño de un loco, un loco llamado Fermín. Como en toda locura soñada la realidad dista mucho. Cuando uno despierta, quiere poner orden a esa locura, pero está sumido en una emoción que no le deja bajar de tal sensación de grandeza, solo ve la cumbre de donde quiere llegar. Esta, te provoca que omitas los detalles del momento, solo ves el objetivo final, quedas ciego, ante los problemas que te van a venir, que tendrás que solventar, que no serán pocos. Esto te hará aprender, experimentar, conocer. Esto se llama experiencia por trayectoria. Esto es CBBR 2020.

Desde 2014 hasta esta edición de CBBR 2020 hay mucho aprendizaje en el desarrollo del evento. Siempre hay cosas que añadir. Actividades que se pueden sumar para complementar a lo largo del proceso de promoción del evento en sí, del entorno donde se desarrolla, de los municipios que la acogen, de los colaboradores que la atienden y de los patrocinadores que apuestan por ella. Esta parte no es de mi competencia, la conozco de primera mano, se que se hacen cosas y también se que se puede hacer mucho más. Estoy seguro de que la próxima edición, que arranca ya, muchos ítems mencionados se pondrán en marcha, para conseguir sorprender, una vez más, a todos los implicados en este gran evento.

CBBR2020 para mi comienza en el mes de Julio de cada año. La burocracia es inimaginable para conseguir hacer esta carrera en enero. Las instituciones presentes son una cantidad que asusta, por el número, por lo complejo de los circuitos, por la zona de Costa Blanca. Federaciones, municipios, diputación, medio ambiente, carreteras, obra pública, confederación hidrográfica, colaboradores, patrocinadores, circuitos, clubes, empresas subcontratadas, personal de staff…, etc. Son áreas que se dividen en tres grandes bloques, financiación, comercial y técnico.

Ya en carrera se despliega una estructura que pasa desapercibida por los deportistas. Una estructura compleja que funciona autónoma y que cuando menos se nota, mejor resultado se obtiene. Solo unas cuantas caras son las conocidas por los verdaderos protagonistas de este evento, aunque todo hay que decirlo, no por todos.

De ellos voy a relatar, no de todos, de algunos que están en un segundo plano y que dejan todo lo que tienen para el disfrute de otros. Ellos son el corazón de la CBBR 2020. Ellos son los que bajo cualquier condición están dispuestos a estar ahí. Algunos se han quedado en el camino, han sido sustituidos por nuevas incorporaciones. De ellos no hablaré mucho, pero ellos marcaron muchas pautas de mejora, que son el éxito del presente.

Vamos a empezar por las nuevas incorporaciones en esta CBBR 2020, después el resto del equipo.  Han sido solo dos, pero es de agradecer la valentía que han tenido al venir sin dudar y enfrentarse a la responsabilidad.

Carlos Martinez. –

En la parte de la competición, en lo que se refiere a circuitos hay unas zonas técnicas, que se establecen para que los equipos profesionales, los amateurs que así lo soliciten, puedan dar servicios de mecánica y alimentación a sus corredores, esta zona puede estar compuesta por 15 o 20 equipos de mecánicos o asistentes técnicos. Según la planificación del circuito puede haber entre 2 o 3 áreas para dar este servicio a los bikers. El montaje de estas áreas fue encomendado a Carlos Martínez. La zona de la Costa Blanca no es un lugar fácil, los senderos, los caminos o las carreteras que forman parte de este entorno presentan cierta dificultad para su acceso y disposición de los elementos materiales de que consta estas áreas, a estos condicionantes se suma la gestión de las relaciones con los equipos, cada uno con sus peticiones, sus preferencias.

Era su primera CBBR, con un programa guía básico ha sabido responder en tiempo y forma, desarrollando una gestión de la tarea durante los 4 días sin precedentes. Un trabajo de responsabilidad, con esfuerzo por las horas que había que dedicar. Un trabajo perfecto que tuvo su error en la última etapa, cuyo culpable fui yo.

Un error que se vio por parte de presidente de la competición, el representante UCI, al que dedicó un no pasa nada pues el resto de la ejecución de estas zonas estaba perfecto.

Carlos Martínez ha sido un grato descubrimiento, por su dedicación, por su responsabilidad, por su compromiso con la competición y por su actitud antes las inclemencias en las que se enfrentó. Un gran trabajo.

Moisés Rico. –

Para Moisés también es su primera vez. Su tarea es asistir unos de los tres avituallamientos establecidos en los track de la etapas. Desde el primer momento que nos vimos pude observar en el su nobleza. Tuvo momentos de tensión con Fernando, que supo aguantar la incesante petición de recursos para el avituallamiento de post-meta. Atento en su tarea acompañado por Gabriel y Nassar, cumplió con su cometido sin mayor problema. Sobre todo sin generar más problema por su inexperiencia en CBBR.

Gabriel López. –

Gabi ya es conocido de la edición anterior, su gran pasión por el BTT le hace fiel candidato para acompañarnos nuevamente. Con un perfil polivalente. Su cometido por segundo año, ha sido asistir otro avituallamiento. Responsable, con visión de ciclista, dispuesto a todo. Ha demostrado este 2020 tener un sitio fijo en CBBR. Seguro que asumiendo más o distintas responsabilidades.

Fernando Pérez. –

Ya nos conocíamos de un tiempo atrás, cuando fue técnico de deporte en la Concejalía de Deportes de Alicante, nos permitió interactuar en más de una ocasión y poder perfilar una amistad que ahora se ha afianzado.

Nervio puro, con intensidad en sus hábitos diarios. Sus conocimientos de varias áreas le permiten desarrollar un gran trabajo en la dirección de este evento. Tampoco le asusta, ni rehuye el esfuerzo por sacar alguna tarea de otros adelante. Ha cogido la CBBR con muy poco tiempo para trabajar desde la tranquilidad, con planificación, con acuerdos. Aun así, ha desarrollado un buen trabajo, ha conseguido disponer de acuerdos y gestionar tareas para esta CBBR, con vistas a la siguiente edición. Su próxima edición gozará de más tiempo, notaremos su pasión por este deporte, para el bienestar de todos los implicados en CBBR.

Natasha Jiménez. –

Otra novedad de CBBR. Natasha disfruta de su primera edición. Esta emocionada, expectante. Ha entrado en juego la última semana previa al comienzo del evento en si. Durante los preparativos previos ha quedado al margen. Su función es de auxiliar en comunicación y secretaria. Aunque puede desarrollar cualquier función pese a su corta experiencia. Natasha es un apoyo imprescindible para nuestra dirección.

Nassar Azmi. –

Ya es su sexta edición. Ha pasado por el tiempo de la experiencia. Su valor añadido al conocimiento de la zona es un valor para tener en cuenta en la responsabilidad que se le asigna. Como principal responsable de avituallamientos de circuito, cuenta con el tejido colaborativo de todas las partes. Esto hace que su trabajo parezca fácil, aunque no lo es. Su años de experiencia en esta labor nos permite a la dirección disponer un comodín para desarrollar cualquier acción de emergencia. Por esta razón se convierte en un habitual de la CBBR, como veterano que es, dispone de un lugar de privilegio dentro del staff. Pieza fundamental para mi organigrama, aunque a veces lo quiera machacar. También tiene sus caprichos, como todos, pero su nobleza se pone de manifiesto, cuando reflexiona y piensa con tranquilidad.

José Ramón LLoret. –

Si ante alguien he de rendirme, este es el Churri. Una persona que da lo que tiene y lo que no tiene. Su pasión y lealtad a nosotros es más que contrastada. Me atrevería a decir que sin su trabajo, sin esta pasión que nos brinda, sin su compromiso desinteresado por la CBBR, no sería posible hacer este evento. Su función es de necesidad imperiosa, más allá de lo que la dirección le aporta para la empresa que lleva a cabo, es la persona que media entre esta dirección y todo el colectivo de voluntarios que dispone para arropar a los cientos de Bikers que nos acompañan. El alcance que tiene su persona va más allá, que la mera captación de voluntarios, su tejido social para la captación es una realidad. Su lealtad por esta CBBR, lo lleva a desgastarse, a entregarse físicamente para hacer lo imposible, arreglando senderos y pinos caídos para acondicionar las rutas preparadas a todos los Bikers. Harían falta muchas palabras para describir lo mucho que hace por nosotros el Churri, yo lo voy a resumir en unas pocas. Todavía no ha nacido quien te sustituya, «eres único en tu función». GRACIAS POR TU COMPROMISO!!!

Tolo. –

Nuestra relación con Tolo comenzó hace unos años ya. Desde la época en que su amigo Rafa Mira lo trajo para apoyar al voluntariado en la distribución de los puntos a cubrir. Tolo es tranquilo, sosegado, alberga el conocimiento de la zona para cubrir cualquier necesidad que surja. Este año le ha tocado más estar de guía de nuestro compañero Oscar. No tan volcado con acciones de voluntarios, aunque su aporte en la distribución de voluntarios ha seguido estando presente. Durante las etapas se ha convertido en el chofer guía de Oscar Valdelvira para acercarlo a los mejores lugares donde poder grabar los vídeos que tanto disfrutamos tras su publicación. Ya lleva unos años con nosotros, Tolo es referencia para algunos aspecto de la CBBR.

Antonio Rubio. –

Desde la segunda edición forma parte de este staff. Los primeros años tan solo a cargo de las emergencias sanitarias. En los dos últimos años ha pasado a ser clave para las emergencias y las comunicaciones de los equipos que operan en la seguridad de los Bikers. Cada día mejorando muchos aspectos y este año le ha tocado estar al frente del dispositivo de voluntarios, lo que le ha permitido conocer más toda la zona. Sus operaciones en las distribuciones de los voluntarios le han permitido tener el control del operativo, conociendo así donde estaba cada piedra, cada voluntarios y cada zona de la CBBR 2020. Un trabajo en la sombra que nadie ve, y que mejor nadie vea. Su trabajo cuanto más desapercibido pase mejores resultado plasma todo el equipo.

Leticia Serrano. –

Su amor por el deporte es más que sabido. La CBBR le permite vivir de cerca su pasión, disfrutar de lo que le gusta. Ha vivido esta carrera como espectadora ocasional en otras ediciones. Ya es su segundo año en Cbbr, en el primero adquirió la experiencia necesarias para desarrollar un trabajo más profesional en el área que controla. El seguimiento de los registros en la competición, la atención al Biker, a los caprichos de los deportista, las inquietudes, las manías. En este área ha podido descubrir lo especiales que somos los deportistas. La psicología que tiene que emplear en esta comunicación, le ha hecho aprender y valorar el trabajo de organización de cualquier evento que reúna a personas con el objetivo de cumplir sus sueños.

No ha sido fácil para ella, las condiciones establecidas para su tarea ha sido el punto de discordia contante, aún así, su pasión por lo que hace, por el deporte y en especial por la Cbbr le han hecho aguantar lo indecible. Muy agradecido de haber podido contar con ella. Desarrollando muy buen trabajo de control. Esto solo se ve cuando no existen problemas en los registros y las relaciones con los Bikers. Además de otras muchas tareas relacionadas con la competición. Pequeñas tareas, que requieren de un seguimiento constante, diario.

Contento de que haya disfrutado de este evento. Que lo haya vivido como un punto de escape y diversión, trabajando en lo que le gusta. Aunque todo hay que decirlo. Los agobios en ciertas situaciones le han traído alguna que otra lágrima.

Lino Ballester. –

Lino ya cuenta con historia en la CBBR, desde los primeros años de esta prueba, cuenta con nuestra confianza. como responsable del marcaje de los circuito, ha tenido bastante parte del éxito del que disfrutamos los dos últimos años. También es verdad que ha pasado su periodo de prueba. Su experiencia en los marcajes le hacen valedor de nuestra confianza para encargar esta complicada tarea de guiar a los bikers a través de multitud de caminos y sendas no exentas de riesgos para los motoristas. Cada año se trabaja mejor con su grupo, ya nos conocemos lo suficiente para establecer con tiempos y formas todo aquello que vamos a implementar en cada edición que planteamos. Su actitud y la de su equipo es digna de admiración por mi parte. El trabajo físico al que se enfrentan es de una intensidad suprema. Los kilómetros que recorren, el esfuerzo de manejar la moto por zonas de una complicación extrema, le hacen ser verdaderos guerreros. Un trabajo excelente que se ve reflejado en la cara de los bikers al cruzar la línea de meta. Son los primeros que comienza la carrera y los últimos que terminan, por ellos pasa la señalización principal de las ruta y su retirada. Kilometros y kilometros que hacen para dejar casi todo igual que lo encontraron. Ni que decir del equipo humano que lleva consigo, de una calidad inigualable.

Hotel Cap Negret. –

Segunda temporada en el Hotel Cap Negret. Desde su incorporación a este proyecto, solo ha hecho que sumar calidad. Los bikers pueden disfrutar de una estancia a su servicio. Un valor añadido al servicio de la CBBR+, su fortaleza es su equipo, volcado con los bikers hospedados y todos aquellos que aun no estando alojados, solicitan de algunos de los servicios que tiene disponible. Con playa, piscina, spa, gym, boxes de ciclismos. Un espacio especial para los amantes del ciclismo de carretera o de montaña. Aqui se vive y se disfruta del ciclismo. El clima y el entorno que dispone Costa Blanca es inmejorable y esto lo sabe muy bien el Hotel Cap Negret.

La CBBR le sirve de escenario perfecto para mostrar todos sus servicios. En contraprestación la CBBR dispone de un excepcional lugar de punto de encuentro. Centro neurálgico donde unificar todas las áreas de las que consta la organización de la CBBR. Sumando a ello el magnifico catering que nos brinda para cubrir los avituallamientos de circuitos y post-meta. Trasladando lo mejor de su buffet a los puntos de recuperacion de CBBR.

El equipo humano de Hotel Cap Negret, se vuelca por completo con nuestra organización, son parte de este staff, viven la carrera como suya, disfrutandola, conociendola y sufriendola en directo. Su directora Amparo y Pepe, viven con intensidad CBBR. Se entregan en cuerpo y alma para que este proyecto brillen con luz propia.

Fermín Egido. –

Sin duda alguna es estandarte de la CBBR. Su valentía empresarial es la evidencia más clara de esta VI edición, solo el sabe los que arriesga por esta carrera, las decisiones que tiene que tomar para sacar adelante cada edición. De sobra me es sabido que esta carrera se hace ya por sentimientos. Es un cariño especial el que le tiene puesto. Recuerdo los primeros años de CBBR, lo que sufriamos por sacar adelante los circuitos, por estar a la altura de lo que nos solicitaban unos y otros. Han sido años difíciles, de confiar en personas que con el tiempo muestran los resultados opuestos a los que nos vendían. Lucha constante para establecer un tejido colaborativo que de alguna manera otros se encargaban de destruir. Horas y horas de conversaciones, con intereses encontrados, aprendiendo a negociar, aprendiendo a perder en muchos casos, por sacar a adelante otra edición de CBBR. Quien no conozca mucho de esta carrera pensara que es una mina, pero pocos sabemos lo que se invierte y el poco retorno que tiene. Pero aun asi, ahi esta. Pensando en la próxima edición, animándonos a seguir, trasladando la ilusión como el primer dia que lo vi. Apostando por mejorar cada edición, contaminando de ilusión y ganas a todo el que le presta un poco de su tiempo. Sin este loco flipado, como le llamo cuando me cuenta algunas de sus ideas, CBBR solo seria un sueño. Sueños que le vienen en mitad de la noche, donde como me dice, «me he despertado y no se como esta esto, cuentame», es ahi, cuando baja a la realidad forzada por la situación, donde impone su capricho, pues confía en ello. Caprichos que se convierten en retos para el equipo de gestión, que aun dudando de su flipada o de su sueño se lanzan a preparara tal petición. Esta es la superación, el aprendizaje que nos brinda el proceso de llevar a cabo sus creatividades.

Oscar Valdelvira. –

Si alguien puede contar la CBBR en imágenes, en videos, este es Oscar. Difícil trabajo este, sacar lo mejor de todo lo que se vive, extraer un segundo que refleje la intensidad de lo que vivimos. Obtener instantáneas que mueven las emociones de quienes lo vivimos en directo y de quienes por cuestiones de la vida lo viven en diferido. Mañanas de grabaciones y tardes de edición, repasando cada escena vivida sobre la pantalla del ordenador. Horas de estar encerrado visionando, repasando, perfilando para contar un historia que haga decir, «yo estuve all» o «ese soy yo!!, que wuapo». Poniendo ritmo, levantado pasión, disfrutando de lo que hace, pues lo vive y así lo cuenta en sus videos. Su esfuerzo es patente. Solo tienes que observar como corre al lado de los bikers, animandoles, grabandoles. Ellos por contra le deleitan con algún caballito, con alguna filigrana o simplemente con un «muchas gracias». Es único, su visión para su tarea es digna de elogiar, y es un placer siempre, siempre, contar con él.  Más allá de su profesionalidad, está la persona, que supera con creces a su trabajo que ya de por sí es magnifico.

Jose Juan Pinar. –

Como responsable del crono es una parte muy importante de la CBBR. Es la respuesta de los bikers, no hay biker que acabe y no quiera ver sus resultado nada más cruzar la línea de meta. Suerte que aquí tenemos a la UCI, que deben validar los resultado y lidiar con los bikers para que su tiempo sea el correcto. Pero más allá de la responsabilidad del cronometraje, una tarea nada fácil, complicada con una competición de parejas, con descalificados, con individuales, con todo tipo de condicionantes, y con la suma de otra tacada de biker con sistema de calificación al contrario de la de 4 días, esta es la confianza que hemos depositado en él. Ya es su segunda edición, ya nos conoce y sabe de qué pie cojeamos. La integración entre su equipo y el nuestro es completa, es un trabajo en común que alivia problemas, en lo que siempre pone una solución. Es una prueba que disfruta, que lo saca de la monotonía del running, de la típica prueba de fin de semana. Está la disfruta, tiene tiempo para convivir con nuestro staff, para aprender de los comisarios UCI, de compartir vida  con muchos bikers, de cerrar círculos de amistad entre unos y otros. Casi una semana intensa que la disfruta y vive como nadie. Con el estamos confiados, con el sabemos que funciona esta parte importante de la carrera. Así lo manifiestan los comisarios UCI, que destacan su actitud antes las adversidades y aprueban de diez los resultados del crono, los resultados de su trabajo y el equipo que lo compone. Con ellos podemos estar tranquilos, confiados, convirtiéndose en un elemento más a escuchar para innovar o mejorar esta área de cara a la próxima edición. Alguna idea nos ha dejado caer.

Ángel Cáceres. –

La voz de la CBBR. Ángel es bondad, trabajo, dedicación, es un lujo poder contar con él. Aporta todo el sonido, multimedia para implementar calidad a lo que debe y debemos contar. Amante del ciclismo, conocedor de bikers. Ya un fijo en CBBR. Cuenta a sus espaldas con varias ediciones, el ha visto crecer esta carrera. Participa con su equipo de Bikers, trabaja y disfruta de este ambiente como nadie. Como el resto del equipo, su persona gana al profesional que alberga. Suerte la nuestra de poder contar con personas como el, que manifiestan una polivalencia inusual que solo hacen sumar calidad a CBBR. Es un pieza insustituible.

Nando Coderch. –

Nando es la magia!!!. Vive el espectaculo como nadie. Creo que ni él es consciente de lo que es capaz de montar. Dale anchura, si es cerrada mejor y te levanta hierro para arriba. Son muchos espectáculos los que lleva montados, eso se nota en la forma de programar y de trabajar que tiene. Su creatividad en las infraestructuras es ilimitada. CBBR ha sido el reflejo de ello, con zonas muy marcadas, espacios amplios y limpios, grandes, con presencia de CBBR. Magnificando el sentimiento de CBBR, una zona de salida ordenada y con espacios amplios donde los bikers y público asistente compartían momentos únicos, momentos para reflejar en sus instantáneas. Una zona de meta de primer nivel, donde el esfuerzo realizado por el biker pasa a un segundo plano. Un espacio que te hace sentir, que te saca la emoción, que refleja el espíritu deportivo, el escenario perfecto para disfrutar con los acompañantes de un momento único. Lugar donde recordar lo que has sufrido, lo que te has divertido, con el resto de bikers, con el resto de acompañantes. Esta es la magia que con escenarios simples ha creado en CBBR.

Con el viene todo un equipo, a cada cual mejor. Luchadores incansables en el trabajo y animadores en los momentos de descanso. Personas sencillas llenas de vida, con las que compartir infinidad de momentos. Entregados a la empresa de llevar a cabo lo que sea necesario para cumplir con el objetivo, sea como sea, voluntariamente o por responsabilidad. Un equipo al servicio de la CBBR, al mando del mago Nando. CBBR es espectacular gracias a su magia!!, no exenta del esfuerzo que él y su equipo despliegan.

David Espinosa.-

Este es mi motor. El mantiene mi ilusión, mi vida, sin él no estaría aquí. Sucumbí de asombro cuando me pidió estar conmigo en costa blanca, queria ver que era eso de lo que en muchas ocasiones le hablé. Queria vivir conmigo esta pasión. Quería conocer qué hace su padre en este evento. y aunque no he tenido mucho tiempo para hablar de ello, espero que con ansiedad me relate su experiencia en CBBR. Para mi ha sido un esfuerzo ilusionante tenerlo a mi lado. Este es el principio de muchos más eventos. Pues ya me pide estar en unos y otros. Empieza  mamar este trabajo que no es fácil, que en ocasiones no es gratificante, pero que yo lo vivo con demasiada pasión y así se lo transmito. De momento Oceanman Benidorm quiere estar muy presente, le daremos alguna función concreta, ya tiene edad para asumir responsabilidad en su tarea.

CBBR. –

Costa Blanca Bike Race es más que una competición de ciclismo de BTT, es una convivencia a todos los niveles, entre personas, deportistas, equipos, empresas, entorno, instituciones. Son proyectos para vivirlos, para experimentarlos. Mi gran suerte es tener a todo este equipo de personas al servicio de CBBR. Sin ellos y otros muchos que me dejo, no seria posible disfrutar de este espectaculo. CBBR es intensidad, que en vivo y en directo no las sientes, pues el escenario te absorbe y no te deja parar, no hay momento para relajarse y ver desde otro prisma la pelicula que estás reproduciendo.

El tiempo pasa y todo esto que hacemos serán otros quienes lo pongan en valor, por ello me agarro a esta frase que acierta de lleno a lo que hacemos, a lo yo a veces no pongo en valor, la frase es «ALGUIEN VENDRÁ, QUE BUENO TE HARÁ».

CBRR es vivido por cada uno a su manera, esta es mi experiencia, quizás coincida con la tuya, quizás no.