Delta 0,  Mis viajes,  Natación,  Viajero

Capítulo 1.- Cancún un destino para la final del campeonato del mundo Oceanman 2019

Quien lo diría, hace algunos años cuando empece en este mundillo de las organizaciones de eventos deportivos que llegaría el día en el que diría “yo estuve en Cancún, no de vacaciones, sino dirigiendo, coordinando un gran equipo de profesionales para llevar a cabo unos de los mejores eventos de natación en aguas abiertas”, uno que viene de secano, uno del interior, que veía la playa cada año de su infancia apenas 7 días seguidos.

Pues si, he estado en Cancun, no de vacaciones como alguno me quería hacer ver, he estado trabajando en este gran evento, con mucho gusto, con mucha disciplina y con un gran equipo de personas, algunas conocidas y otras menos conocidas, lo que aprovechamos para ponernos cara y situación organizativa.

Partimos desde alicante el lunes, bastante temprano para estar con tiempos suficiente en el aeropuerto de Madrid con el fin de ir con tranquilidad en la facturación y todos los tramites del embarque en el vuelo eve-813 con destino a Cancún. Durante el viaje, que compartir con más cercanía con mi compañera Natasha y con parte del equipo de Nando (BabaluGroup), un viaje ameno, con conversaciones emocionales de los hijos, de futuro, de deseos, de parejas, etc…., hasta nos permitimos tomar un café pasado Honrubia, lo que nos permitió compartir con el otro vehículo otro momento que recordare siempre.

En el aeropuerto todo fue genial, con celeridad y sin contratiempos. Íbamos con cierto miedo, este solo hizo que nos mantuviéramos con más concentración en todos los tramites previos al embarque en el vuelo que nos llevaría hasta Cancun, con la compañía EVELOP.

Un vuelo largo de casi 11 horas, que teniendo en cuenta el retraso de horarios con respecto a España , -6 horas de diferencia, hizo que el viaje hasta nuestro destino nos llevara a consumir casi 24 horas de viaje con respecto del horario español. Sobre las 21:00 horas mexicanas llegamos al hotel sede del Campeonato del Mundo Oceanman, con el registro en el hotel, los correspondiente saludos a los conocidos que nos recibieron en al Lobby del hotel y tras una cena no muy ligera nos fuimos dormir, al día siguiente nos tocaba estar presentes en la primera Máster Class que nos ofrecía Oceanman y conducida por un nadador especial Mexicano y querido por todo el mundo, el se llama Jose Luis Prado, e inauguraba una de las secciones que mas has gustado y más crecía a lo largo de la semana.

Lunes noche ya en Mexico, pues viajamos contra el tiempo, es paradójico e intentaba pensarlo y no daba crédito, o me liaba conforme lo pensaba, durante el vuelo veía como en mi reloj pasaban las horas españolas y llegábamos a horas donde la noche en España sería mas que evidente y lo que veíamos por la ventana del avión era luz solar y mas luz solar, cuento esto pues había roto un poco el ritmo del sueño, cuando me eche a dormir no tenia sueño, me encontraba como mas activo de la cuenta y no pude dormir como me hubiera gustado para estar en la mañana del martes en las mejores condiciones posible. La noche pasa y pronto suena la alarma, a eso deos 6:30 de la mañana. La gente en Mexico, por lo que nos contaban lo mas expertos viajeros a este país, madruga mucho, por lo que tocaba madrugar sin ganas, cansados, pero había que estar presentes para disfrutar de estas Mastes Class, del conocimiento de Jose Luis Prado y de la compañía de nadadores de todo indole, disfrutando de mi primer baño en el Caribe.

Martes con una agenda llena de actividades, repleta de trabajo, de presentaciones para situar al personal presente y hacer reparto de tareas pendientes para que todo estuvieran en su sitio y con su forma de cara la competición del fin de semana. Conociendo y aprendiendo de cada uno de los presentes en estas reuniones, en varios idiomas, español, ingles, ruso, francés, etc, datos que marcan la dimensión del esta Campeonato del Mundo Oceanman, con representantes de mas de 50 países del mundo. Había que trabajar para sacar adelante este gran evento y asi lo hicimos con gusto y pasión.

Una Máster Class para empezar el día, con Jose Luis prado, un calentamiento y unos consejos de un nadador veterano, olímpico con mucha historia, con mucho que contar de manera humilde y muy muy cercana. Aunque destaco el cansancio en la natación pude disfrutar de estas aguas y de un pequeño entreno, toma de contacto con las aguas del Caribe. unas vueltas a un circuito de tres boyas montados en la playa, practicando algunas técnicas de rolido, de visualización, de seguimiento a pies de otros nadadores y experimentar la corriente en las aguas del Caribe, corriente que segundo nos indica Jose Luis Prado, cambian de manera repentina, teniendo que adaptarnos continuamente cuando nos enfrentamos a una travesía de larga duración en el Caribe. Tras una hora de Máster Class y compartir espacio con nadadores venidos de muchos lugares del mundo nos quedaba hacernos con la situación donde nos encontrábamos. Frente a la playa del hotel Grand Sens, se puede visualizar Isla Mujeres, entre esta isla y el continente podemos encontrar la barrera de coral que transcurre paralela a la costa, una bahia caribeña cuya profundidad no pasa de mas de 10 metros, con aguas azules, cristalinas, que permiten visualizar los fondos de la misma. Un entorno magnifico para entrenar y disfrutar del buen calor con visitas a lugares excepcionales. A espaldas de la playa donde nos encontramos, la llamada laguna, segun los mensaje que nos llegan un lugar donde no hay que ir pues dispone la misma de algunos cocodrilos que te pueden llegar a dar algún susto de mal gusto.

A la derecha de nuestra situación, a unos 800 metros se encuentra Playa Langostas, lugar donde e montaría toda la zona de salida y meta del Campeonato del mundo de Oceanman, y a nuestra izquierda la otra parte del hotel Grand Sens, llamado Oasis Palm, para clientes con familias, mas a la izquierda uno muelles de atraque de barcos piratas, un mirador y la continuación de la avenida que recorre las playas caribeñas de la zona hotelera a las afueras de Cancún ciudad.

El tras la máster class y el desayuno transcurrió con presentaciones y reuniones de reparto de tareas entre el personal del Start de Oceanman. Un día que paso muy rápido en el que el cansancio físico por la falta de descanso era palpable, lo que invitaba a ir a dormir pronto para recobrar la energía y tomar la siguiente jornada con mas fuerza y decisión.

A dormir y a dormir con ganas, miercoles esta por llegar…