Medio Maratón

21 km por la Via Verde del Maigmó (Agost)

Oyeeee, que estas inscrito a la media maratón de la vía verde del maigmó, es mañana domingo. Así me vi envuelto en una carrera de 21 km que no contemplaba. Ante tal situación, que puedo hacer, pues ir a correr y que salga lo que sea.

Tempranito nos vamos para Agost con el resto de compañeros del Club Trinet Nunca Es Tarde, llegamos con tiempo, nos preparamos con el dorsal y demás atuendos, pocos pues para correr con poco se hace, acostumbrados al trialton, que debes de llevar mas enseres, pues aquí, en estas carreras que solo necesitas una camiseta, un pantalón o malla y unas zapatillas, pues como que llevas la sensación de que te faltan tanta cosas que no se si llegados a la salida, saldré.

De viaje en el autobus, la organización nos brinda la posibilidad de ir observando partes del circuito por el que nos dejaremos caer, aqui todos los corredores coinciden en que esta media maraton es para abajo, yo estrañado pues lo escucho y me limito a ir acumulando toda la información relativa a la prueba. Caminito a la salida se ve un día excepcional bastante despejado, con un solecito bueno y mejor temperatura.

Llegamos al lugar de salida, el viaje no nos ha sentado mal, por aquello de la curvas y los mareos típicos en los autobuses, bajamos y nos dirigimos a la salida al comienzo de la Vía Verde del Maigmó. La organización ha dispuesto guardar 1′ de silencio en recuerdo de alguna personalidad que hoy no recuerdo, tras ello se da la salida y con un ritmo  muy tranquilo salimos hacia abajo, y diciendo lo bien que voy y que realmente esto es para abajo, kilómetros tras kilómetros vamos disfrutando de esta vía verde, que la disfruto por las vista, los pasos de lo túneles que transita y por que es para abajo.

Pronto empiezo a notar que los pies ya me duelen, sobre el km 15-16 empiezo a tener molestias en los metatarsos y me dificulta la pisada del pie derecho sobretodo, esto me hace ir pensando como pisar para evitar esos pinchazos tan molestos. Lo de ir para abajo, hace ya algunos km que no lo noto, pues cuadriceps, gemelos e isquios ya siente el cansancio y es que claro, no he entrenado esta distancia y menos circuitos que en su 90 % sean en bajada, muy suave pero al fin y al cabo, para abajo.

Con vistas ya de la localidad de Agost, empiezo a animarme y a recordarme lo poco que queda ya, pero este es un error de principiante, pues seguía para abajo, dejando atrás la localidad de Agost por su margen derecho, hasta el punto de avituallamiento ultimo antes de meta. Con un giro a izquierda y un cambio de pista de piedras a pasamos al asfalto y lo que mas note es que se iba hacia arriba, si, empezamos a subir, y esto a mis piernas no les gusto mucho y pronto me lo empezaron a mostrar, con un ritmo lento y pesado, hice un esfuerzo metal, de lucha contra las molestias de la pisada y con el cansancio de llevar 18 km y estos últimos hacia arriba. Entre pensamientos no se de que signo, me veo envuelto de casas y edificios, ya según los ánimos que me ofrecen, cerca de meta, hasta que giro a la derecha y puedo ver al final de una calle en bajada la dichosa meta y el final de mi agonía.

Tengo que estar contento pues fui capaz de sufrir y le mejor en poco espacio de tiempo, me encontraba bastante recuperado. La volveré a correr!!!

 

A %d blogueros les gusta esto: