Triatlón

Mi bautismo en el triatlón de los triatletas – Triatlón de Fuente Álamo

Todo llega!!

Que ganas tenia de poder disfrutar de un triatlón con una caché importante, un triatlón con una historia especial al que todo el mundo triatletico le tiene en un hilo, cuando se abren las inscripciones, un triatlón que nadie se quiere perder, un triatlon con una tipologia de las que me gusta, con esencia, con un plus de espectáculo, con su fiesta. Todo llega, y siempre llega en el momento que toca, aunque algunos seguro que dirán lo contrario para esta frase, a mi, me ha llegado en el momento ideal.

Este era el año que no podía dejar pasar la oportunidad, de la mano de Gines Bermudez, al que debo de agradecer todo su apoyo he podido disputar este magnifico triatlón que me llevo todo el día hasta bien entrada la noche.

Partí sábado en la mañana hacia tierras murcianas, a Fuente Álamo para comer en la carpa que la organizacion ofrece a todos los triatletas, recoger el material de la competición, hacer la T2 y marcha hacia Mazarron donde se encuentra la T1.

Colocamos la bici, eso si, antes tomamos café, charlamos con uno y otros y cuando nos damos cuentas, tenemos que ir corriendo a preparar todo. Nos vamos para la zona de cámara de llamada y a a esperar nuestra salida, desde el agua observo como se van presentado los principales triatletas, remarcando los titulos conseguidos en la temporada por el speaker.

Coincido en la zona de entrada a la linea de salida con un compañero de club, Cortizo, el veterano mas joven que conozco  y con el amigo Pepe Hermandez de Carboneras, inmortalizamos el momento y ya dipustos para salir, cada uno se coloca donde cree estar su posicion y dicho y hecho, a nadar!!!.

Una natación cómoda, algo desorientado pero la verdad contento con este segmento que siempre me trae de cabeza, salimos del agua y nos dirigimos a la T1, nos preparamos y salimos para el sector ciclista, comenzamos con poca intensidad pero al comienzo del puerto vamos cogiendo ritmo, noto como voy entrando en modo trabajo y parece que voy ganado algunos puestos, adelantado y arrastrando a todos aquellos que voy cogiendo, todos ellos mejores nadadores que yo y claro esta peores ciclistas que yo.  Con la subida al puerto completada nos afinamos en la bajada, complicada en algunas curvas que si no andas fino puede peligrar tu integridad, enseguida estamos abajo y nos dedicamos a llanear con buen ritmo hasta Fuente Álamo.

Una T2 disociada, los voluntarios nos cogen la bici y nos dirigimos a nuestro lugar de cambio a carrera a pie, rapido me veo corriendo y sigo adelantando algunos puestos. Me veo bien y completo la prueba con sensaciones de haber podido hacer algo mas, demasiado reservado, buenas sensaciones y me conformo con eso.

Cena tranquila con Karin y su krisz, aprovechamos para ver la fiesta de entrega de premios y disfrutar del las actividades recreativa que la organización de fuente álamo tiene preparada.

Un triatlón especial que lo he disfrutado una vez mas, esta desde la perceptiva del triatleta, y la verdad que tengo que manifestar que me ha encantado.

Nos vemos en el próximo, que será la Media Maratón de Almansa.